Prevención de la Legionella

Para la prevención de la legionella es necesario tomar aquellas medidas que eviten el desarrollo de la bacteria y exponer de esta manera a personas que puedan contagiarse de un brote de legionelosis. La infección afecta dos veces más a hombres que a mujeres y en menor medida, a niños; no se contagia por contacto físico, consumir agua o cualquier tipo de alimento, sino por inhalación de agua pulverizada en forma de aerosol.

ACTUALIA es experta en el control y prevención de la legionella, actuando en ámbito nacional. Los servicios se realizan en instalaciones consideradas fuentes de riesgo, según el Real Decreto 865/2003, del sector público y privado.

La legionella, o más comúnmente conocida como Enfermedad del Legionario o Fiebre de Pontiac, dependiendo de su virulencia, es una enfermedad generada por una bacteria o microorganismo que prolifera en hábitats muy húmedos como pueden ser ríos, lagos, estanques, etc. Generalmente el período de incubación oscila entre 2 y 10 días, siendo más frecuente durante los meses de verano.

Los síntomas son fiebre alta, escalofríos, cuadros de neumonía en algunas ocasiones, infecciones respiratorias, fallos renales que pueden llegar a ser severos, etc. Cuando la enfermedad no se identifica a tiempo puede causar la muerte, de hecho consta con una tasa de mortalidad de hasta el 5% en los casos más virulentos. Debido a la necesidad de controlar los brotes, desde 1997 los enfermos de legionelosis deben ser declarados, con el fin de incrementar la prevención de la legionella.

Esta enfermedad infecciosa tiene como principales focos de contagio  redes y sistemas de distribución de aguas, como las instalaciones de refrigeración que se encuentran en grandes superficies, hospitales, centros deportivos o aires acondicionados. La prevención de la legionella es esencial para evitar brotes y proteger la salud de los ciudadanos, es por ello que el tratamiento de aguas debe ir sujeta a los reglamentos obligatorios.

Para facilitar el control y prevención de la legionella se recomienda seguir las recomendaciones de profesionales del ámbito, como mantener limpia el agua o hiperclorarla y cuando el riesgo de brote es mayor, se aconseja la colocación de filtros estériles en salidas de agua como grifos o duchas.

De igual manera, el Real Decreto 865/2003 obliga a la realización trimestral de análisis de control de la bacteria como medida de prevención de la legionella, y mensualmente otros análisis de gérmenes aerobios y análisis físico-químicos. ACTUALIA presta los servicios necesarios para la prevención de la bacteria y asesora en la elección del tratamiento más adecuado para minimizar el riesgo de brote de legionella, además de para cumplir con la legislación vigente.

Solicite información sobre la prevención de la legionella, sin compromiso, y recibirá sin coste adicional un presupuesto totalmente personalizado a las necesidades de cada cliente.