analizando legionella seguin Guias del Ministerio de SanidadEl desarrollo de la Guía Técnica Legionella obedece a la referencia de la disposición final segunda, “Facultad de adecuación normativa” del Real Decreto 865/2003, de 4 de julio, que faculta al Ministerio de Sanidad y Consumo para que, proceda al desarrollo de lo dispuesto en el Real Decreto y para dictar las normas necesarias para la actualización de los anexos técnicos que contiene y la elaboración de guías técnicas al respecto. En cumplimiento de esta disposición se desarrolló la guía técnica de legionella para todas las instalaciones contempladas en el ámbito de aplicación del Real Decreto (artículo 2), constituyendo una clara ampliación del contenido de los anexos teniendo en cuenta que sólo incluye protocolos para torres de refrigeración y condensadores evaporativos, agua fría de consumo humano, agua caliente sanitaria y bañeras y piscinas de hidromasaje de uso colectivo.

Cabe destacar el desarrollo de una guía técnica legionella para cada una de las instalaciones, es decir, del protocolo de actuación que debe llevarse a cabo. Otro de los aspectos más importantes de la nueva guía técnica de legionella es el desarrollo que realiza de la evaluación del riesgo de las instalaciones. La nueva guía técnica de legionella realiza un análisis de los riesgos en función de diferentes factores:

  • Riesgo Estructural.
  • Riesgo de Mantenimiento.
  • Riesgo de Operación.

Con el cálculo de los diferentes riesgos se cuantifica el Índice Global que nos determina las acciones correctoras que deben implementarse para minimizar el riesgo de desarrollo de la bacteria.

La experiencia de ACTUALIA y el conocimiento exhaustivo de la guía técnica de la legionella ha dado lugar al diseño de una herramienta de cálculo exclusiva de la firma para determinar el índice global y diagnosticar el riesgo de proliferación de la bacteria a los clientes, con el objetivo de adecuar las acciones correctivas a cada instalación particular, instalación desde el punto de vista estructural de mantenimiento y de tratamiento de las aguas. En ACTUALIA se anteponen las acciones preventivas a las curativas, pues éstas segundas son más agresivas para la fauna y flora, así como para las instalaciones de trabajo, por lo que se quieren evitar en la medida de lo posible.

Son varias las normativas que aplican en las instalaciones consideradas de riesgo con el fin de prevenir la legionella y de obligado cumplimiento. Puesto que el desconocimiento de la ley no exime su cumplimiento, se recomienda la asesoría de profesionales, que sean conocedores de la normativa vigente y de la guía técnica de legionella, así como con experiencia para aplicar los tratamientos requeridos en cada caso.